Nuestra Metodología

Durante nuestra trayectoria hemos podido certificarnos y aplicar diversas metodologías, algunas más flexibles que otras. En la actualidad hemos abstraído y tomado algunos valores muy simples de la metodología Ágil, condimentado con una pizca de PMI, el resultado es rapidez, orientación al cliente y desarrollo de relación de confianza.

Valoramos a las personas y su interacción, por encima de los procesos y las herramientas: procesos de calidad con personas y relaciones débiles no darán buenos resultados.

Valoramos una solución que funciona en forma óptima, por encima de la documentación exhaustiva: la documentación es necesaria dado que permite la transferencia del conocimiento, pero su redacción debe limitarse a aquello que aporte valor directo a la solución

Valoramos la colaboración con el cliente, por encima de la negociación contractual: si bien son necesarios, los contratos no aportan valor a los entregables. 

Valoramos la respuesta al cambio, por encima del seguimiento de un plan: Anticipación y adaptación por sobre el exceso de planificación y control.

A partir de nuestros 4 valores básicos se manifiestan algunos principios claves, como:

  • La principal prioridad es satisfacer al cliente mediante entregas tempranas y continuas de valor: periodos de 15 a 60 días.
  • Los requisitos cambiantes son bienvenidos.
  • Integración de los conocedores del negocio en el propio proyecto.
  • La motivación y el talento son aspectos clave, por tanto la confianza y el apoyo al equipo humano es fundamental.
  • Potenciar las conversaciones en persona por encima de la comunicación escrita.
  • La solución entregada es la principal medida del progreso: centrar el interés en el grado de finalización funcional o el tiempo previsto de finalización, no en el tiempo transcurrido contra el planificado.